LA UTILIZACIÓN DE PLANTAS ACUÁTICAS PARA EL TRATAMIENTO DE AGUAS

Las plantas acuáticas pueden mejorar la calidad de las aguas sucias a través de 4 maneras:

RAÍCES Sus raíces suelen ser finas y hacen una maraña muy espesa, y si hacemos pasar las aguas residuales o de baño en medio de sus raíces, éstas actúan como una gran filtro, como una malla que va atrapando partículas. Esto es una acción mecánica, y atrapa partículas, no moléculas disueltas en el agua.

OXÍGENO Como todas las plantas necesitan oxígeno (además de CO2) y también necesitan oxígeno a las raíces, las plantas acuáticas aportan oxígeno al agua. Esto permite que las bacterias respiradoras (que necesitan oxígeno) trabajen mejor, y la respiración es una manera de degradar (oxidar) la materia orgánica más eficiente que a la fermentación. Cuando no hay suficiente oxígeno en el agua, sólo pueden trabajar las bacterias fermentadores. 

Algunas plantas acuáticas (las que tienen sus tallos y/o sus hojas fuera del agua y sólo tienen las raíces sumergidas) hacen llegar el oxígeno a sus raíces a través de unos tubos llamados aerénquima que hay en los tallos. Son unos tubos mucho más grandes que los vasos conductores de las plantas, y se pueden ver a simple vista. Con ellos llega oxígeno a las raíces sumergidas, y este oxígeno también se acaba difundiendo hacia el agua. Otras plantas totalmente sumergidas también aportan oxígeno al agua mediante el oxígeno que se libera en la fotosíntesis. A menudo podemos ver como de sus hojas salen unas columnas de burbujas como en una copa de cava.

CONSUMO DE AGUA Otra vía por la que las plantas limpian el agua es porque ellas consumen (como alimento para ellas, como fertilizante) muchas de las moléculas que desde nuestro punto de vista son contaminantes. Algunas de estas plantas tienen unos crecimientos muy vigorosos (producen mucha masa vegetal), y cuanto más crecen más moléculas (de Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Azufre,…) están consumiendo. Por lo tanto con estas plantas lo que hacemos es “empobrecer” el agua, y así no pueden crecer tantas algas (que ya no encuentran suficientes nutrientes) y vemos el agua más transparente y quizás sin algunas algas que pueden ser tóxicas.

BACTERIAS BACTERIAS quizás el mecanismo más importante, las plantas acuáticas tienen una enorme cantidad de bacterias recubriendo sus raíces sumergidas. Es una capa que se llama rizosfera. Como hemos dicho, las raíces de las plantas acuáticas forman como una gran maraña, como una esponja muy densa, la superficie de todas estas finas raíces juntas puede llegar a ser muy grande. Estas bacterias también viven y crecen consumiendo estas moléculas que para nosotros serían tóxicas, y muchas de estas bacterias lo que hacen es transformar estas moléculas a otras formas químicas que son volátiles y se evaporan.

FIBRA DE CARBONO Una posible quinta vía es la aportación de fibras de Carbono. En las aguas residuales suele haber un exceso tan grande de diversas sales de nitrógeno, fósforo …, que el Carbono se convierte en limitante y las bacterias ya no consumen estas sales contaminantes. Si añadimos fibras de carbono en forma de materia orgánica muerta, las bacterias lo consumen consumiendo también estas otras sales que están en exceso.